[Pensamientos nocturnos] ¿Por qué me gusta leer?


¡Hola, mininos! Hoy quería hablar sobre algo que escuché el otro día, de camino a un festival que se organizó al lado de mi universidad con el fin de celebrar el inicio de las vacaciones, y que me indignó sobremanera. Porque es que ese comentario no sólo me afectó porque soy mujer sino que, además, me decepcionó como persona. No puedo creer que a día de hoy persistan esos valores y esos prejuicios tan abominables a la par que estúpidos, por decirlo con suavidad. Os voy a contar qué ocurrió para que juzguéis vosotros mismos.

Iba de camino al susodicho lugar, en el tren, y en los asientos que había justo a mi lado se sentó un grupo de cuatro chicos. A la legua se notaba que iban al festival (por lo que parecía no habían ido nunca, estaban muy emocionados, no eran universitarios) y no tardaron en confirmar mis sospechas. Entonces uno de ellos dijo a los demás: Siete mil tías. Ninguna virgen. A lo que otro de ellos respondió: Bueno, a lo mejor alguna hay. Pero el primer chico insistió con rotundidad: Qué va, ni una. A esto le siguieron las risas orgullosas de unos jóvenes que habían creído ser muy ingeniosos, sin saber que lo único que habían logrado era demostrar a todas las chicas que estábamos a su alrededor (y ya os digo que éramos muchas) que su sentido del humor era inexistente y que, por la cuenta que traían, de los miles de tíos en el festival ya podíamos restar cuatro que no tenían dos dedos de frente. Yo me limité a mirarles sin dar crédito; podría haberles dicho algo, es cierto, puede que me hubiese sentido mejor cantándoles las cuarenta, pero lo consideré tan pérdida de tiempo que me di la vuelta y contemplé el paisaje a través de la ventanilla. Si no han aprendido modales ya, no creo que una desconocida en el tren les haga recapacitar.

Y os estaréis preguntando... ¿qué tiene que ver esto con que te guste leer, Lilly? Pues me refiero a que, ¡gracias a los dioses nórdicos!, hay libros que sirven de cura para esta enfermedad del pensamiento, si me permitís la expresión. Todo a nuestro alrededor condiciona este tipo de mentalidades, desde la televisión (ésta especialmente), las personas de nuestro entorno y nuestra propia educación, hasta los libros que hoy por hoy suelen acuñarse como tóxicos porque predican comportamientos que no deberían. No sé por qué os gusta leer a vosotros, pero una de las razones que a mí me anima a no dejarlo es el hecho de que cada libro me enseña algo nuevo y me gusta pensar que me hace mejor persona; hablo de libros, pero obviamente también hay series y películas que tienen el mismo objetivo. 

Sin embargo, a veces los libros no tienen fines didácticos o no de forma directa al menos, sino que lo que intentan es dejar al lector que decida qué es lo bueno y qué no lo es. Le hacen reflexionar, replantearse cosas, ser jueces de las circunstancias. Porque en esta vida... nadie debería obligarte a pensar de una forma concreta. Tú mismo, con tus propios razonamientos, deberías ser capaz de ver luz allí donde la hay y tratar con respeto al resto de individuos que viven contigo en este mundo. Me considero a mí misma feminista cuando toca, pero no he escrito esta entrada por eso, más bien porque no tolero ningún tipo de menosprecio hacia nadie. 

Supongo que lo que quiero decir con esto es que debería hacerse más hincapié en la educación de las personas. Debería fomentarse la lectura, los contenidos de calidad y no aquello que se hace viral porque es gracioso. Porque muchas veces el es gracioso implica reírse a costa de personas con sentimientos, con ideales y valores de mucho peso. ¿Por ir a un festival, ser mujer y/o universitaria se debe asumir que eres una fresca? ¡Vamos, por favor! Los prejuicios no llevan a ninguna parte y, sin duda, hasta que no desaparezcan por completo en el mundo seguirán habiendo resquicios de ignorancia intolerable. Creo que más adelante haré una entrada mencionando libros que creo que pueden ayudar en este tipo de situaciones, a ver si así a alguien la medicina le hace un poco de efecto.

¿Qué pensáis vosotr@s? ¿Os habéis topado alguna vez con personas que piensan así?


Lilly

Comentarios

  1. Muy buena entrada estoy de acuerdo contigo. :) No se donde vives pero aquí en mi ciudad hay mucha gente así sobretodo en los institutos. Pero bueno como tu misma has dicho por mucho que les hubiera comentado algo para tu quedarte a gusto no hubieras conseguido nada ya que en otro momento igual o similar diran lo mismo... si no tienes respeto 1 sola persona y desconocida no creo que hubiera cambiado nada... pero si hubieras hecho algo al menos te habrías quedado a gusto jeje! Un Saludo :D

    ResponderEliminar
  2. Desde luego, la televisión y en concreto ciertos canales y sus contenidos (me ahorro los comentarios aquí...) hacen muchísimo daño. En esa situación, personalmente creo que hiciste bien en ignorarlos, a saber cómo se habrían tomado tu comentario y sus reacciones.

    ¡Y benditos libros! Mejor remedio que ellos contra esa mentalidad no existe. Por cierto, hoy youtube me ha recomendado tus videos de "Destino: Desconocido" y "Ícaro". ¡¡Son mágicos!! *-*

    ¡Besos literarios! :)

    ResponderEliminar
  3. Excelente Lilly!!! Empecé a leer esta entrada y me pregunté, qué tiene que ver con la lectura? Y la respuesta fue genial!!
    Ojalá chicos como ellos lean esta entrada y comiencen a tratar mejor a las mujeres...
    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! Me gusto muchisimo tu entrada. La verdad es que algunas personas hoy en dia dejan mucho que desear. Y me refiero a hombres, mujeres, adultos, niños...
    La verdad es que pareciera que la gente perdio la educacion.

    ResponderEliminar
  5. La cultura sana, repara y mejora. Es la clave para tener una sociedad mejor. Tipos como esos, con conductas tan aborrecibles, acabamos topándolos por todos los caminos y no es una experiencia precisamente agradable.

    La educación, empezando en casa y pasando por la escuela, debería fomentar el aprecio a esa cultura, a la lectura, el visionado de películas, el acto de escuchar música... Que cura de ese tipo de idioteces, de prejuicios, de conductas machistas y peligrosas.

    No obstante, no todos los libros ayudan. Últimamente, están en auge algunos que convierten las relaciones en puro pastiche sexual, para vender sin apreciar a los seres humanos, que vejan a la mujer y al hombre con tal de vender lo que está de moda... Necesitamos calidad. Si la gente se alimenta de buenos libros, tendremos una sociedad mejor.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola guapísima!
    Una entrada estupenda y desgraciadamente personas así como esos chicos hay demasiadas, como que también es verdad que es mejor ignorarlos porque no vale la pena mal gastar saliva con ellos porque no van a entender (Qué bien me quedó escrito, aunque la verdad es que según como me hubiera pillado a mi, igual y si les digo algo solo por el hecho de quedarme a gusto :p)

    Un besazo^^

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!
    Que bueno que tocas el tema porque me ha pasado esto. Lamentablemente mis hermanos y mi padre piensan de esa forma "Si sales no eres virgen y andas con todos". Y es una estupidez la verdad. Y yo que creí que en España (si es que eres de ahí) eran de una cultura y pensamientos mas avanzados que la chilena, incluso estaba pensando en vivir allá, pero creo que me equivoqué.
    Y esto de leer...pss...con los libro que hay ahora no creo que sirva de mucho la verdad, la gente esta escribiendo sobre relaciones abusivas, machismo, dependencia emocional, abuso de menores incluso, y discriminación contra las mujeres sobre todo cuando no son vírgenes. No es que no se puede escribir sobre estas cosas, pero desde el punto de vista adecuado y no poniéndolo bajo la etiqueta de romance, amor juvenil. Me da tanto asco pensar que mi hermana puede estar leyendo estas cosas y pasando por lo mismo. Y es una pena, porque son las mismas mujeres las que escriben estas cosas y dando ideas equivocadas a las mas jóvenes.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  8. En todo libro se esconde una cura. Es una lástima que la gente cada vez tenga más prejuicios y que ni siquiera piense en las consecuencias que puede llegar a tener tanto la persona afectada como los de su alrededor como él mismo y sus descendientes... El mundo es un lugar de locos y los que creen tener la solución para volverlos cuerdos son los que deberían estar en el manicomio...


    ¡SE MUUUY FELIIIIIIIIIIIZ! :):)

    ResponderEliminar
  9. Menuda panda... Lo peor es que esas mentalidades las encuentras en cualquier lado y con mayor frecuencia de la que ni siquiera imaginamos. Yo considero que todo absolutamente en esta vida se basa en la educación que se nos da desde que nacemos y ahí es precisamente donde tantísimos padres fallan.
    Me ha encantado tu entrada. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Hola! ¿Vas a comentar? Pues muchas gracias <3 Me encantará leer tu opinión.

-Ante todo respeto.
-No hagas SPAM gratuito. Los comentarios con links serán eliminados.
-Me paso por el blog de todos los que comentan. Sólo dame tiempo.
-Sonríe al menos una vez al día para vivir como un elfo, o hasta donde puedas ;)

¡Besos gatunos!